lundi, juin 18, 2007

Un año en Quebec

El 17 de junio del 2006 estábamos en el aeropuerto despidiéndonos de los amigos y la familia, hace ya un año. Llegamos el 18 de junio a Montreal y Javier y Mabel nos recibieron, el 21 de junio viajamos a Québec, aquí nos recibieron Paola, Etienne, Sylvain y Dominique, nos alojaron en su casa un mes y nos ayudaron a encontrar un apartamento, nos sirvieron de fiadores, nos regalaron cosas y nos apoyaron mucho. Paola nos acompaño a hacer las diligencias de establecimiento necesarias y a gestionar en un principio el ingreso a ULaval. Durante ese tiempo una amiga de Paola nos regaló un sofá, (Javier y Mabel nos habían regalado algunas cosas también), la hermana de Sylvain, sin conocernos, nos regaló algunos utensilios de cocina y vajilla. Luego Ghislain alquiló un camión para ayudarnos a recoger algunas cosas, lo condujo, y nos ayudó con la mudanza. Maggie nos ayudó a limpiar el apartamento y luego junto con su esposo nos hicieron una donación en efectivo. Luego Tony nos llevó de paseo a Toronto y allá unos amigos suyos nos hicieron otra donación en efectivo. Ghislain nos ayudó a comprar algunas cosas, nos acompaño y nos aconsejó al respecto. Durante ese verano casi cada domingo había BBQ en casa de Ghislain, Debbie, Alex y Maggie. En esa época conocimos muchas personas con quienes hemos tenido oportunidad de compartir frecuentemente. Javier y Mabel han venido a visitarnos y nosotros también los hemos visitado. Todo esto y muchas cosas más pasaron durante el verano. Justo durante las sesiones de bienvenida del gobierno, la persona que nos aconsejó (agente de inmigración), me dijo que no era necesario que estudiara para conseguir empleo, que si lo hacía iba a estar sobre calificado e iba a tener problemas para ubicar un trabajo, por ese motivo fue que suspendí la inscripción a la U y encontré el trabajo en Multitel, ahí comencé el 5 de septiembre: una entrevista, un empleo, realmente fue un milagro; hace poco en Multitel nos llevaron a un curso y tenían un espectáculo preparado para el grupo en el casino de Montreal, fue fantástico. Durante el invierno tomé un curso de redacción francesa y aprendí muchísimo. Comencé luego a jugar Jockey los lunes, probé la caminata con raqueta y patinaje sobre hielo, todo esto para poder disfrutar del invierno. En diciembre tuvimos una fiesta en la empresa, otra en la iglesia y otra en el centro multiétnico, además de las diversas fiestas que hicimos: la fiesta latina, fiesta de los 70s, fiesta quebecoise. Celebramos el cumpleaños de Patricia y el apto. se llenó, había mucha gente y la pasamos muy bien. Paralelamente Patricia comenzó a trabajar en La Cache, una boutique en el centro de Quebec, al principio trabajaba tiempo parcial y luego la contrataron tiempo completo. Mientras tanto iba mejorando su francés poco a poco, al punto que se sintió con la confianza de buscar empleo en lo suyo, para esto hizo un gran esfuerzo durante el invierno, visitó varias empresas y tomaba la iniciativa para tener una entrevista con el posible empleador, finalmente sus esfuerzos dieron fruto en mayo, hace una semana la ratificaron en su trabajo, y esperamos que empiece un curso de inglés. Michelle también hizo enormes progresos con el francés a tal punto que recibió un diploma en el colegio por su esfuerzo y sus resultados en el aprendizaje del francés, tiene muchas amigas en el colegio y frecuentemente la llaman para ir a jugar, ella se ha adaptado bien, a pesar de que al principio no fue nada fácil. En estos momentos está recuperando su capacidad para leer en español, ya que cuando llegó estaba muy adelantada. No nos falta nada, tenemos todo lo que necesitamos, encontramos lo que estábamos buscando. Confieso que no nos sentimos como en casa, que a veces extrañamos a la familia, los amigos y algunas cosas más, pero en general podemos decir que las cosas van bien. Sólo podemos dar gracias a Dios que nos ha guiado, a nuestras familias que nos han apoyado (a pesar de su desacuerdo con nuestra decisión), a nuestros hermanos en la fe que nos han recibido con mucho cariño, a Paola y sus amigos que nos recibieron y nos apoyaron. Es por eso que el camino no ha sido tan duro, tal vez debió haber sido más difícil, pero no lo fue. A los que crean en la oración les pido que den gracias a Dios por su bondad con nosotros, a los que no, les pido que se den la opción de creer, nada se pierde. Les deseamos lo mejor y si alguno que lee este artículo piensa en mudarse, le deseamos éxitos y esperamos que sea aún mejor.

5 commentaires:

Anonyme a dit...

Realmente nos alegra, reciban una cordial y sincera felicitacion por este año de exitos en este nuevo proyecto de vida, lo cual nos sirve como ejemplo para los que estamos en el mismo camino. Que Dios los bendiga y los siga acompañando siempre.
La Familia Feliz en Montreal

Adriana a dit...

Hola!

Regularmente leo tu blog, me alegra mucho leer tu último post. Ustedes son el ejemplo a seguir de que con constancia y fe todo se puede alcanzar.
Muchas Felicidades y que sigan cosechando éxitos!!!

Paola a dit...

Hola felicitaciones por haber tenido tantos exitos en tan poco tiempo, eso denota la visión, la actitud positiva y la planeación de un proyecto. Espero sigas con la misma enteresa para seguir acumulando muchos mas...

ladina

Mario A. a dit...

Los felicito por su blog, me parece muy pertinente y de gran calidad. Soy Ing. de Sistemas colombiano y actualmente trabajo desarrollando software en Bogotá, pero quería hacerle una pregunta: ud. en qué lenguaje de programación está trabajando allá? Yo trabajo fuerte en Java pero quizás ud. si me podría decir qué tantas plazas de desarrollo open source pueden llegar a haber? Gracias! ma.riveros35@egresados.uniandes.edu.co

Anonyme a dit...

saludos y felicitaciones desde montreal !!!!!
Homero