vendredi, août 10, 2007

Toca decirlo

La verdad no sé que sea este artículo: queja, denuncia, expresión de frustración, en fin. Me remitiré a los hechos; hace un tiempo un colega de trabajo me dijo que un amigo estuvo en Colombia, yo me puse muy contento, le pregunté de inmediato qué le gustó mas: si la selva amazónica, la ciudad de Cartagena (esa es la mía), la rumba de Cali, los paisajes del eje cafetero, los llanos ..., nada de eso respondió mi amigo, lo mas interesante fue un paseo que le dieron al personaje en las afueras de Cali para mostrarle como se procesaba la droga .... !!!! """"@@@; la verdad confieso con tristeza que me hubiera querido rasgar las vestiduras y sentarme sobre un montón de ceniza: qué verguenza, que rabia, que dolor, que tristeza, que ingnominia, que descaro, que desatino, que deshonra, que infamia, que degradación, que desgracia, que ... ; por un momento me dije a mi mismo: mi mismo, esto es solo una broma de mal gusto concebida para amargarme el dia de una manera sádica, por tanto me volví y le dije a mi colega con toda la naturalidad que pude recoger en mi abatido espíritu: Dime que es chiste, porque es un chiste cierto? (Tu me nieces tu?) "No, es cierto, mi amigo estuvo allá y lo vio, se le hizo de lo mas interesante, fue la respuesta de mi colega". Eso fue mas de lo que pude soportar. Quise olvidar el asunto, hasta que ayer Patricia me dijo que en su oficina le contaron algo semejante. La verad es que esas cosas duelen, se asemejan a una puñalada; alguna vez me caí y se me introdujo una pieza de vidrio de aprox 10 cm en mi pierna derecha, y puedo asegurar que esto dolió igual.
A los que vengan les pido que si escuchan chistes, bromas, comentarios al respecto, piensen que las personas que los hacen tal vez solo quieran bromear sin mala intención, sin veneno, porque si pensamos que esos comentarios vienen cargados de mala intención nos vamos a sentir mas dolidos. La culpa es nuestra, sólo nuestra, aún de los que nunca hemos olido, visto, probado o tocado la droga. Somos culpables, punto. No quiero entrar en explicaciones morales, filosóficas, éticas al respecto, sólo puedo recomendar el estoicismo, y si el espíritu lo permite, una mirada de compasión por la ignorancia del interlocutor, me refiero a la ignorancia del daño que pueden hacer esos comentarios. Recomiendo el perdon y seguir adelante. Escribir esto fue bueno, ya cumplió su labor de catarsis, ya exorcisó mis pensamientos.

7 commentaires:

Guillermo a dit...

Que mierda mi amigo! Esas son las cosas que hacen que tengan que luchar con un estereotipo totalmente iunjusto para mucha gente como vos.

Me solidarizo con tu bronca.

Un abrazo.

Ladina a dit...

La verdad cuando vivia en USA los comentarios no hacian alusion a cafe y flores sino a droga, al principio no les daba mayor importancia, pero luego me empezo a dar rabia el grado de ingnorancia de muchos extranjeros. En este momento ya no me importa siempre recibo extranjeros frecuentemente en mi casa y pues en cada momento aprovecho para limpiar la imagen de mi pais, porque asi yo se que por medio del boca a boca tambien se pueden propagar las cosas bonitas. Igual hay muchos extranjeros que vienen a Colombia por droga no es un secreto, entonces que tu colega haya visto y disfrutado de este tipo de cosas degradantes para nuestro pais tiene algo de morbido y lo que tu dices es mejor perdonar y obviar estos comentarios insulsos.

Giovanna a dit...

Hola que tal....me alegra haber encontrado este blog..tiene info que no se encontraria asi nomas. Mi esoso y yo iremos de Argentina a vivir por tres años a Quebec. Nos encantaria que uds. podrian ayudarnos con info de vecindarios...hemos buscado la biblioteca y la internet y no hay exito con esta info. Nuestro niño de 4 años iria a la escuela y como padres estamos interesados en lugares seguros y agradables. Por favor envienos info de vecindarios o donde podriamos obtener esta informacion. Muy agradecidos de antemano...Xaviera, Carlos y Ricardo.

Volar a dit...
Ce commentaire a été supprimé par l'auteur.
Volar a dit...

Hola Cartagena online: Felicitaciones por el blog, suelo pasar a leer pero nunca me quedé a saludar.
Hoy leí algo que tocó no sólo mi interés en migrar a Québec, sino el común dolor de los latinos de paises conocidos más por la corrupción que por sus bellezas naturales, su música, sus danzas, sus artesanías o sus comidas típicas.
Soy del florido y mediterraneo corazón de América del Sur, Paraguay, país que comparte no sólo un tratado de co-nacionalidad con Colombia, sino también la triste fama de corrupto y de cuna de narcotraficantes y sus nefastos productos. Así que puedo decirte que sé perfectamente lo que se siente el que con sólo decir de donde se es originaria, se levanten miraditas suspicaces y sospechosas entre los que no son mis compatriotas.
Como decís, es enteramente nuestra culpa, de todos los habitantes de nuestros países, desde el gobierno para abajo, de todos. Por no poder cambiar, por no poder mejorar, por buscar el camino más corto aunque no sea el mejor ni el más honesto.
Pero no te tortures, así como yo lo veo, la mayoría de la gente no piensa cambiar aunque la minoría sintamos vergüenza o dolor.
Por eso, por el cansancio de luchar contra la corriente, es que decidimos irnos, porque si nos quedamos estaremos apañando la situación y quizás con el tiempo ella nos envuelva y nos ahogue o mate nuestro espíritu.
Ante esto, queda hacer lo que ya decía el famoso "Don Ramón" del Chavo del Ocho: "mejor aquí corrió que aquí murió".
Saludos meridionales.

"Volar"

cartagena_online a dit...

Roberto Gomez Bolaños era un genio, Ramón Valdez es inolvidable. Es increíble ver tanto talento reunido: Maria Antonieta de las Nieves, Carlos Villagrán, Angelines Fernandez, Florinda Meza, Rubén Aguirre, Edgar Vivar. Difícil de superar.

Jorge Obando a dit...

para nada en una ocasión en España me hicieron un comentario relacionado con drogas y colombia, insinuándome algo como que a cuanto vendía el gramo a lo que yo contesté "claro que si, y ¿todos los vascos son etarras?" el personaje se quedó cayado, y sin grosería le hice ver su ignorancia, como dice el bambuco "...no permito que nada malo diga nadie de mi pais..."